(+58) 4149442203 / 4149442067 / 4166430993
visitchuao@gmail.com

TE INVITAMOS A CONOCER CHUAO


Ubicada en el centro de la costa de Venezuela entre Puerto Colombia y Cepe, en el Municipio Santiago Mariño del Estado Aragua. Fundada en el siglo XVI. Tierras productoras de un cacao catalogado como uno de los mejores del mundo.
Para llegar a Chuao hay que tomar un peñero desde Puerto Colombia, una hermosa playa malecón de Choroní; en una hermosa travesía por la costa de aproximadamente 25 minutos. Hay quienes son más aventureros y emprenden la ruta desde Choroní hasta Chuao cruzando la montaña a pie.
El pueblo de Chuao; un hermoso valle rodeado por la más amplia plantación de Cacao que usted se pueda imaginar, es un pueblo lleno de gente amable, de gente dispuesta a atenderle y hacerle sentir como en casa… En su centro; una iglesia, levantada sobre una gran plazoleta utilizada por cientos de años para el secado de todo el Cacao que se produce para su comercialización. Esta Iglesia data de 1.785, declarada Monumento Histórico Nacional en 1.960. Al entrar a ella quedaras gratamente sorprendido de la cantidad de imágenes religiosas de la época colonial que guarda en su seno.
Su gente; Negros de raza pura, descendientes de esclavos africanos traídos a comienzo del siglo XVII para el cultivo del también llamado “Pepa del Chocolate”… Hoy día, el cultivo del cacao y la pesca son su principal medio de sustento; aunque algunas familias se dedican a la par, a la cosecha de plátano.
A lo largo de los años; siendo Chuao un destino privilegiado por sus bellezas naturales, ha traído como consecuencia la afluencia de turistas tanto extranjeros como propios; lo cual abrió la posibilidad entre sus pobladores, de levantar pequeñas posadas y restaurantes para poder atender a estos visitantes.
Al llegar a Chuao en peñero; desde el malecón de Puerto Colombia, te recibe una inmensa bahía de palmeras, aguas cristalinas y arena blanca y pescadores, bordeado de verdes montañas pertenecientes al Parque Nacional Henri Pittier que te invitan a adentrarte en ella para conocerla.
Chuao esta presto a atenderte de la mejor manera desde el mismo momento en que tus pies tocan sus límites. Pobladores siempre prestos te brindarán todo el apoyo posible para guiarte hacia el destino que desees… Una posada donde descansar, un restaurant donde comer, algún lugar donde disfrutar de una bebida refrescante o simplemente un medio de transporte que te adentre por la majestuosa siembra de Cacao y te lleve directo al pueblo.
La gente de Chuao sabe que poseen una belleza natural inigualable y están dispuestos a compartirla con todo aquel que desee conocerla, es por ello que si deseas ir a Chuao, pernoctar frente a la Bahia y disfrutar de un delicioso Amanecer; puedes hacerlo, ya que cuenta con espacios de hospedaje que alguno de su habitantes han dispuesto para ello. Lo mismo pasa si lo que deseas es dormir en su pueblo.
Hay un solo autobús que para todo el día en un vaivén entre la Playa y el pueblo; así que nuestra recomendación; si eres amante de la naturaleza, es que llegues a la posada, descargues tus pertenencias y tomes a pie la única carretera que une la playa con el pueblo; no sin antes llevar un bolso con una botella de agua y tu cámara fotográfica; te aseguramos que esta será una de tus mejores experiencias en Chuao, ya que te internarás en la más grande Plantación de Cacao que tus ojos hayan visto, una plantación de un verde puro repleto de puntos rojos y naranjas… El cacao en todo su esplendor. También podrás observar y fotografiar una que otra especie de plantas de Lechosa que se han abierto paso entre el Cacao, adoptando formas inimaginables; sin duda alguna una experiencia mágica, y si te cansas, tan solo detén tu paso, espera el Bus que pasa cada 20 minutos y listo.
Una de las cosas que más llama la atención de estos pueblos costeños; Chuao y Cepe, es que no tienen ningún tipo de comunicación vehicular por tierra con otros pueblos, por tanto el transporte de absolutamente todo se realiza mediante el uso de los peñeros; incluso se construyen plataformas sobre estos, para transportar autobuses, maquinaria pesada e instrumentos e insumos para la construcción de gran tamaño.
Una de las épocas del año más importantes para visitar este maravilloso pueblo, es estar justo antes del Miércoles víspera de Corpus Christi, ya que justo ese día inician las Celebraciones con la Caída de los diablos: acto que consiste en realizar la Rendición ante el altar colocado frente a la Cruz del Perdón, a la cual, en tiempos de la colonia, se abrazaban los esclavos para escapar del látigo o pedir misericordia al Señor.
Estar en Chuao es saber que te encuentras en un sitio muy seguro, primero porque todos los habitantes se cuidan entre si y cuidan a sus visitantes, por tanto no hay nada que pase en el pueblo, que sus habitantes no se enteren de inmediato; aparte de que la única forma fácil de salir de allí es por mediante un Peñero, tripulado por personas autóctonas del pueblo.
Para los amantes de adentrarse en la naturaleza, de las caminatas de montaña y la aventura, les comentamos que en Chuao hay una caída de agua de 70 Mts de altura aproximadamente llamada El Chorrerón de Chuao a la cual se le llega por la montaña cruzando varias veces el río, con un tiempo de recorrido de entre 2 horas y media a 3 horas.

Te invitamos a conocer Chuao.


Texto: Eduardo Ruiz
Venaventours.com